stampa

Alimentari: Un gustoso pezzo d'Italia vicino al Ponte San Bernardo

Cuando llamas para hacer la reserva, una voce viva ti risponde dall'altra parte con un "buongiorno". Potresti pensare che sia un paripe, ma no. La Italia que late tras la puerta de Alimentari (Bartolomé de Medina, 21) es tan real como la Fuente de los cuatro ríos de Piazza Navona. Si tenéis hambre, no sigáis leyendo. O sí.

El acento italiano vive en las gargantas de los camareros, y da gusto escucharlos hablar este andaluz napolitano que aprendieron en sus años en Sevilla. Italianos de la Bética por adopción. A pesar de lo que digan los gurús de los modales de la restauración, aquí que la camarera hable mucho no es un incordio. Francesca explica con desparpajo cada ingrediente de la carta que pueda sonarnos raro, desde el ‘speck’ al ‘guanciale’. «No tengáis miedo, no estáis pidiendo mucho. Los españoles pensáis que los italianos comemos mucho, pero de verdad que no es tanto», nos dice a los cinco que ocupamos la mesa, custodiados por una enorme estantería llena de productos italianos auténticos